Inicio » ¿Cómo se estudian las enfermedades alérgicas?

¿Cómo se estudian las enfermedades alérgicas?

(Créditos, F. 159)

Las pruebas alérgicas se utilizan para identificar las sustancias a las que un paciente está sensibilizado. Es un método diagnóstico sensible y seguro. Según la enfermedad alérgica que se estudie, se seleccionarán distintos tipos de pruebas alérgicas. Éstas se deben realizar con unos extractos estandarizados y siempre se elegirán aquellos alérgenos que estén en relación con los síntomas que presente el paciente. También se dispone de análisis de sangre o pruebas de laboratorio para el estudio complementario de las enfermedades alérgicas. Las pruebas de provocación con alimentos o medicamentos son necesarias en algunos pacientes. En las enfermedades alérgicas respiratorias como la rinitis o el asma, es posible medir de forma precisa el grado de afectación mediante técnicas seguras e indoloras, como la espirometría, el óxido nítrico exhalado y la rinometría acústica. Existen otras pruebas diagnósticas de valor incierto o no comprobado cuyos resultados deben interpretarse con cautela a la luz de los conocimientos científicos actuales. En cualquier caso, el alergólogo debe ser siempre el profesional que indique y evalúe todas estas pruebas.

Diseño y desarrollo: Eurosíntesis